Calificación del editor

Para los aficionados al Stoner o al Sludge. Si no eres de esos, igual no es lo que buscas.

7

kings_destroy_cover¿Tanto cuesta decir sin tapujos que fuiste feliz el día en que a Tony Iommi se le pasó por la cabeza afinar en do sostenido? “Hey, nos gustan los Black Sabbath. Nos encanta la primera etapa de Rainbow. Alice in chains son referentes. No hemos inventado el género, pero es nuestra música.” Decir que haces Hard Rock o Doom con los aires del nuevo siglo ya te puede valer, darle más vueltas es buscar un escorzo definidor.

Y claro, de aquellos polvos, estos lodos. Aquí tenemos a Kings Destroy, una banda de Brooklyn con miembros curtidos en el Hardcore y el Metal de los 90 que nos entrega un álbum homónimo de Stoner Rock de calidad dispar en sus cortes. Siendo constructivo, esto no ha de ser necesariamente negativo: hay luces y sombras para conformar un disco de corto recorrido que se queda un poco en la superficie. Hay, sin embargo, buenas intenciones ligadas a las líneas que ya dibujaron hace cuarenta años los Black Sabbath. ¿Apuesta segura? Si lo clavas. Las frases oscuras de guitarra, tempos lentos de batería y voces punzantes en registros agudos no son malas armas.

Kings Destroy se queda un poco en el camino. Ojo, que no se me entienda mal: simplemente, es un disco que sabes que no va a trascender; pero hay solos bien pensados y ejecutados, letras más o menos trabajadas que salen adelante con fuerza a pesar de los problemas de afinación de su vocalista, y siempre apetece volver a escuchar baterías lentas y secas que te lleven a los 70. Que temas como “Mythomania” o “Time for war” suenan muy bien.

“Kings destroy” tiene buenas cosas y es fiel a su espíritu de Rock antiguo y duro, que supongo que es lo que espera el aficionado al Stoner. Quedándonos con eso, da lo que promete: ni más ni menos. Riffs con gancho, viejos tiempos y 40 minutos mal contados que se pasan volando. No busquéis otra cosa, no es buena idea.