bauda2

Ampliando un camino que ya cuenta con dos trabajos de estudio, la banda Chilena Bauda continúa presentando su último trabajo, titulado “Sporelights”. El álbum fue producido por el músico holandés René Rutten (The Gathering) y está editado por sello sueco Temple Of Torturous. El sucesor del bien recibido “Euphoria” (2012) es la consecuencia de un largo proceso ejecutado entre Chile y Holanda, y ha tenido una excelente recepción del público.
Conversamos con César Márquez respecto de los desafíos de la banda, de sus proyecciones e influencias musicales…

Por Paulina Jett

¿En qué momento se juntaron para hacer música y cuál fue la razón?
Hola, amigos de EmpireZone. Les cuento un poco la historia de Bauda para quienes no la conocen. Este proyecto, inicialmente, comenzó el año 2006 como un proyecto solista con el cual me quería enfocar en hacer música totalmente personal, sin tapujos, estilos o barreras de cualquier tipo. Con el tiempo, empezó a tomar forma y empecé a buscar a los músicos con los cuales podría tocar en vivo.

En el año 2011 llegó Nikolas Recabarren de la banda Melífera en batería, Juan Diaz (Perpetuum) en el bajo en 2012 y, posteriormente, Juan Escobar (Mar de Grises) en sintetizadores. Ya al pasar los años, la banda se establece como una agrupación permanente y empieza a hacer shows en vivo. Me acabo de dar cuenta de que Bauda como proyecto lleva 10 años y como banda llevamos como unos 5 años… ¡Uf, cómo pasa el tiempo!. La idea nace, principalmente, en hacer música que esté conectada con lo que vivimos día a día pero siempre con una estética más cercana a la melancolía y sonidos oscuros.

La razón por la cual nos juntamos a tocar creo que es producto del feeling al ensayar y hacer música juntos. No conocía a Nikolas y a Juan Díaz antes de Bauda, solamente tenía cercanía con Juan Escobar en ese entonces. Con el tiempo, se establece una fuerte amistad con un punto de vista compartido en lo musical. Actualmente, somos una banda con muchas inquietudes y ganas de seguir en este difícil camino.

¿Qué influencias, musicales e ideológicas, arrastran a la banda a componer?
La influencia más importante que incita a componer es la vida propiamente, tal con sus lados oscuros como lados bellos y brillantes. Siempre la naturaleza juega un rol importante sin caer en el “patriotismo” vernacular, sino en la naturaleza ya sea en China, Chile o en Cydonia, en Marte. No creo que el aire, agua y montañas tengan dueño o nombre, tan solo existen antes que nosotros y es imposible no caer ante esa majestuosidad. Sobre influencias musicales, es bien complejo, ya que todos tienen gustos diversos; lo podría resumir entre música popular hasta metal extremo, pasando por toda la gama de colores posibles.

¿Cuáles han sido los cambios de los integrantes? ¿Ello ha influido en su música?
Son pocos los cambios que ha tenido la banda. Me demoré mucho en buscar a la gente precisa para Bauda. Recuerdo que estuve al menos un año y medio ensayando, probando con muchos músicos y amigos antes de tocar por primera vez en vivo. Al final, con los que sentí conexión real para crear música con futuro son los muchachos que están hoy día en la banda, cosa que agradezco mucho. Siempre ha sido un tema los sintetizadores: nuestro querido amigo Juan Escobar tuvo que salir por motivos personales, después ingresó por un tiempo Edgardo González y ahora está Eliseo Peña como miembro estable en la banda. Creo que cada integrante que ha pasado deja algo suyo en nuestros discos, es algo natural: de lo contrario, no tendría sentido tocar con ellos. Lo que sí cambia totalmente es el ambiente que se genera y eso, de forma intrínseca, cambia la forma de trabajo y enfoque.

baudaphoto

¿De qué forma se ha materializado la llegada de Eliseo Peña a Bauda?
Somos amigos hace bastante tiempo, lo conocemos y hemos compartido escenario con él varias veces con nuestras respectivas bandas. Supe que Favna Abisal ya no seguía y le pregunté si le interesaría unirse a tiempo completo a Bauda. Hemos estado trabajando bien duro en los ensayos para volver a los escenarios y ¡ya estamos listos!

¿Cómo ha sido la recepción del público en general durante vuestras presentaciones?
Creo que hemos tenido una excelente recepción por parte del público desde la primera vez que tocamos en vivo; en ese sentido, hemos tenido suerte. Creo que juega un rol importante que no somos una banda que toque mucho en vivo, no creo que sea interesante tocar a cada rato, repetir y repetir el mismo setlist o hacer el mismo show. Si el show muta, es interesante; si no, no vale la pena y eso el público lo percibe. También, cuando hay preocupacion en lograr un buen sonido, buenos equipos, propuesta de iluminación, imágenes, etc. Todo es un conjunto de factores que, al menos en Bauda, es muy importante.

BAUDA

… La música es tan subjetiva que nadie tiene la última palabra al respecto (…) Espero que la gente tenga tiempo o se haga el tiempo de acostarse en un sillón, apagar la luz, escuchar el disco completo y tratar de entender la idea que hay en el fondo del disco: con eso quedo feliz. –

Funden distintos elementos que puedan abarcar desde composiciones muy tenues hasta los riffs más potentes. ¿La idea de ustedes es borrar cualquier límite a la creatividad?, lo anterior se encuentra por encima de todo en vuestra propuesta…
Claro, como te comentaba al comienzo de la entrevista, la idea es no tener limites, barreras y nada preestablecido. Si mañana queremos hacer reggaeton o cumbia, lo haremos. Tú sabes, uno crece, cambia y tiene distintas perspectivas. Claramente, no tengo la misma visión que cuando tenía 18 o 20 años. Uno se encuentra con música que nunca imaginó que existía y eso te nutre y dan ganas de jugar, experimentar y hacer música diferente, incluso relacionarte con músicos totalmente ajenos a lo que uno hace. Una cosa es entender la industria y lo otro es quebrar tu libertad creativa que, al menos para mí, es lo único que queda intacto y es lo más cercano a la integridad como persona con un punto de vista en particular.

Vuestro tercer disco, “Sporelights”, ha tenido buenísimas críticas y acogida por el público en general. ¿Cuáles son los proyectos que se vienen luego de este trabajo?
Hay muchas ideas, nuevo integrante y temas nuevos que ya están muy encaminados, por cierto… No me gusta adelantar las cosas. Todo debe ser piano, piano.

Bauda 3

¿Cómo han percibido la recepción de sus adeptos ante “Sporelights”?
Bueno, creo que esa pregunta no la debería responder yo, sino la gente que nos escucha, compra nuestros discos y nos ve en vivo. Siendo sincero, no tengo la menor idea de si ha gustado o no, la música es tan subjetiva que nadie tiene la última palabra al respecto. Por otro lado, hemos tenido información por parte de nuestro sello y por los medios de que el disco ha tenido muy buena acogida tanto acá en Chile como en el extranjero. Ha sido nombrado en varios sitios como uno de los mejores discos del año 2015 y eso nos llena de orgullo. Yo espero de corazón que haya gustado y que no nos crucifiquen cada vez que hacemos un disco nuevo por distinto que puede ser el uno del otro (risas), ¡es nuestra esencia!. Espero que la gente tenga tiempo o se haga el tiempo de acostarse en un sillón, apagar la luz, escuchar el disco completo y tratar de entender la idea que hay en el fondo del disco: con eso quedo feliz.

¿De qué forma conocieron nuestro sitio web, y como sienten esta iniciativa?
De verdad no recuerdo como fue, pero debo reconocer que soy algo busquilla y siempre estoy buscando sitios para poder promocionar la música de Bauda. De todas formas, les agradezco mucho que nos consideren y difundan nuestra música.

Algunas palabras al cierre…
Un abrazo gigante a toda las personas que nos escuchan, nos siguen y se dan el tiempo de internarse en lo que hacemos, ¡un gran saludo para ellos! Este lado del orbe está generando cosas interesantes en la música, solo hay que dar espacios equitativos para que se pueda desarrollar en una gran plataforma para futuros creativos que quieran, al menos con una simple guitarra de palo, ¡cambiar el mundo!

“La brújula ya no indica hacia el Norte, ahora indica al sur”