Hace ya unos días que me llegó la noticia que Liv Kristine era expulsada de Leaves’ Eyes. Sigo sin salir de mi asombro. Sigo sin entenderlo. Y escribo esto antes que haya comunicado oficial por parte de las partes… Imagino que lo habrá de la banda, pero no de Liv. Sigo sin entender por qué mezclar las churras con las merinas, sigo sin entender por qué no se pueden separar los temas personales de los profesional cuando se es precisamente eso: profesional, en este caso, de la música.

Total, que Leaves’ Eyes van a presentarse con nueva vocalista en Indonesia la semana que viene; los fans de aquel país serán los primeros en ver a la nueva formación. No tengo tan clara que esa suerte les vaya a sentar bien a los indonesios. Quiero ver a las bandas con su vocalista habitual a menos que sea algo que se haya confirmado antes de anunciarse el concierto. Si yo voy a ver a My Dying Bride, quiero verlos con Aaron Stainthorpe; si voy a ver a Paradise Lost, quiero hacerlo con Nick Holmes; y si voy a ver a Theatre of Tragedy, quiero hacerlo con Liv Kristine. Vaya, ya salió el nombre de los noruegos.

Y es que no puedo evitar comparar a Leaves’ Eyes con Theatre of Tragedy. Los fans de los noruegos terminaron aceptando a Nell Sigland, aunque las comparaciones hicieron mucho daño a la banda, pero perdieron muchos fans y parte de su estatus dentro de la escena. Siendo justos, desde “Assembly” hasta su creatividad fue a menos.

¿Qué va a pasar ahora con Leaves’ Eyes? Pues todo va a depender de la nueva vocalista. Ignoro de quién se trata y tengo quiniela de candidatas. Como seguramente me equivoque, prefiero no pronunciarme.

LE

Lo bueno que tiene Leaves’ Eyes en este momento es que creativamente se encuentran en el cénit de su carrera, por lo que no deberían resentirse en ese aspecto.
Pienso que Leaves’ Eyes sin Liv Kristine va a ser muy raro. Sí, hay muy buenas vocalistas y con mucho talento, pero no tengo tan claro que posean el carisma de Liv y la pasión que por ella sienten sus fans. Creo que habrá mucha expectación por verlos en vivo y escuchar su próximo disco; al fin y al cabo, Liv es más vocalista que compositora. Eso significa que, musicalmente, la banda no se resentirá y solo queda ver el ensamblaje final.

Si Leaves’ Eyes serán los nuevos Theatre of Tragedy… Creo que no. Musicalmente, Alex Krull y Thorsten Bauer están muy por encima, saben lo que quieren y por dónde tienen que ir. Habrá que esperar a ver resultados fiables.

Y Liv Kristine… Liv seguirá en la música, seguro. A medida que pasan los días, va ensamblando su futuro, que lo habrá, y augura muchos rayos de luz. Poco más puedo decir por el momento.

Hay un dicho español que dice “donde metas la olla no metas la polla!”.

Marc Gutiérrez