Calificación del editor

Con este "Magic", Serious Black dejan claro que están perfeccionando la fórmula hasta niveles increíbles.

9
VALORACIÓN

serious black magic

SERIOUS BLACK
“MAGIC”
AFM Records

El supergrupo Serious Black (cuyo germen, ellos mismos lo reconocen, está en una conversación entre Mario Lochert, su bajista y fundador, y el guitarrista Roland Grapow en el Ripollet Rock de 2013) lanza nuevo disco, su tercer larga duración, segundo en apenas dos años, bajo el nombre de “Magic”. Desde el primer momento el grupo se presentó con una propuesta clara, un Power Metal muy elegante y melódico, guiado por la portentosa voz de Urban Breed. Y con este “Magic”, Serious Black dejan claro que están perfeccionando la fórmula hasta niveles increíbles.
Un disco de casi una hora que se te pasa volando gracias a la variedad de las canciones (algo de lo que deberían aprender muchas bandas del estilo) y al gusto que tienen estos seis super músicos a la hora de grabar y arreglar los temas. Da la sensación que no sobra ni falta nada, todo está en su justa medida. A esto también ayuda la pulcra producción, con un sonido potente pero cristalino, donde por supuesto destaca la voz principal de Breed, baluarte del grupo. Y es que el cantante se da un auténtico homenaje a lo largo de este trabajo demostrando la gran variedad de registros que posee y maravillando a todos con sus inflexiones, dotando como siempre a sus melodías con ese toque dramático y teatral, muy apropiado para un disco conceptual como éste.
Las guitarras funcionan en todos y cada uno de los cortes, el teclado pasa de ser algo secundario en algunas a protagonizar otras con auténticos solos de virtuoso. El bajo y la batería son la base perfecta para sostener toda la magia, y la voz de Urban Breed, tremendamente versátil, nos lleva por todas las canciones, a través de poderosas estrofas y de estribillos adictivos y muy pegadizos, de esos que se te quedan días en la cabeza. ¿Se puede pedir más?
“Magic” es puro Power Metal, es velocidad e intensidad, pero también es elegancia, con cortes muy cercanos casi al AOR, y otros con ciertos toques folkies o progresivos. Serious Black han incluido los ingredientes de siempre en este caldero mágico y la pócima les ha salido perfecta, con todo en su justa medida. Un disco que van a disfrutar no solo los fans de la banda o del propio estilo, sino cualquiera dispuesto a abrir bien las orejas y dejarse sorprender por una banda que está llamada a convertirse en un referente en los próximos años.

Manuel Jesús Palma