CradleofFilth_07_15feb18_ElenaMarco

CRADLE OF FILTH + MOONSPELL
15/02/2018, Sala Salamandra, L´Hospitalet de Llobregat
Promotor: Madness Live Prods

Es curioso el mundo de la música en directo y las vueltas que puede dar. Digo esto porque Cradle of Filth hace años que vivieron sus días dorados ocupando portadas y sobre todo estampaciones en camisetas en una gesta de la que pocos grupos pueden presumir, como la de más diseños disponibles en su catálogo. Quién más quién menos ha tenido una camiseta de Cradle of Filth o se sorprendió con alguna de esas macabras y, a la vez, eróticas fotografías. Aquellos días de gloria son historia y más después de editar “Midian” (Music For Nations 2000), un disco que supuso el fin de una época, perdiendo de una tacada a todos aquellos seguidores (a algunos, mucho antes) que les veneraban desde “The Principle of Evil Made Flesh” (Cacophonous Records, 1994). Es por ello que sorprende que Cradle of Filth, a estas alturas, hayan sabido reencontrarse con viejos y sobre todo nuevos y jóvenes fans, gracias en parte a su nuevo y fantástico álbum “Cryptoriana – The Seductiveness of Decay” editado en septiembre del año pasado a través del monstruo alemán Nuclear Blast.

Moonspell_04_15feb18_ElenaMarco

No tan curioso, pero a la vez comprensible es la cálida (esta vez, sí) acogida que tuvieron los ya más que conocidos por nuestras salas portugueses Moonspell.
Os recuerdo que hace cuatro meses estuvieron en la misma sala tres días después de editar su nuevo “1755” y tan sólo nos acercamos 92 personas a verles, algo que podría entenderse a sabiendas de que iban a volver compartiendo cartel con Cradle of Filth.

Lujoso cartel entonces, que volvía a repetirse años después, con dos bandas que han dado y siguen dando muchas alegrías a los seguidores del metal de corte más gótico.

Cuando Moonspell aparecieron en escena con “Em nome do medo”, esta vez en el formato clásico y no en versión sinfónica como utilizaron en su anterior visita y que también sirve para abrir “1755” (Napalm Records, 2017), Salamandra presentaba un reconfortante lleno, algo que hizo que a los de Lisboa se les viera entregadísimos desde el primer minuto.

Moonspell_02_15feb18_ElenaMarco

Moonspell_06_15feb18_ElenaMarco

Con Pedro Paixao y su característico teclado tubular a la izquierda, Mike Gaspar a la derecha con un kit de batería algo más discreto que en giras pasadas, Don Aires Pereira al bajo delante de Pedro, Ricardo Amorim siempre retacado a la derecha y Fernando como líder de su manada de lobos, volvieron a demostrar que son apuesta segura en vivo. Gozaron de un sonido limpio, potente y cristalino junto con un efectivo juego de luces que en ocasiones proyectaba los colores de la bandera de Portugal acorde con la situación geográfica protagonista de “1755”. A pesar de que el repertorio lo ocuparon en su mayoría temas de “1755” como “Desastre”, “Ruinas”, “In Tremor Dei” que se perfila como candidata a ser clásico en próximas giras, “Evento” o “Todos os Santos” supieron incluir temas clásicos que siempre funcionan en directo y que jamás obviarán como “Night Eternal”, “Opium”, “Alma Mater”, que siempre despierta pasiones, o la que siempre cierra sus shows, “Full Moon Madness”, con un pletórico Fernando Ribeiro haciendo aullar a los allí presentes. Moonspell volvieron a demostrar una vez más, y ya van unas cuantas, que en directo no tienen rival y que en lo suyo no les tose nadie.

Moonspell_08_15feb18_ElenaMarco

Moonspell_15feb18_ElenaMarco

Con algo más de un cuarto de hora sobre la hora programada y con un enorme telón de fondo con la portada estampada de “Cryptoriana – The Seductiveness of Decay” salieron a escena Cradle of Filth y detrás de nuestras orejas la mosca de la duda de si Dani Filth estaría a la altura vocalmente siendo conscientes de la dificultad que requiere chillar como lo hace él. Pues nada más lejos de realidad o al menos hasta la primera mitad del show, dónde sí que es cierto que Dani se perdía en las letras, algo que no sorprende a quién haya visto a Cradle of Filth en directo. Cómo bien saben los seguidores de la banda, de la era “Dusk…And Her Embrance” o “Cruelty and the Beast” tan sólo queda Dani Filth. Si bien han perdido en impacto visual por la personalidad de miembros anteriores como Nicholas Barker, Robin Graves, Stuart, Paul Allender o Sarah Jezebel Deva entre otros, Filth ha sabido arroparse de unos músicos que si bien jamás sustituirán a los anteriores, si ejercen su función como auténticos metrónomos, clavando cada nota como si ellos hubieran formado parte de la composición de las mismas. Así pues, Dani, Marthus a la batería , Firth al bajo, Ashok y Rick Shaw a las guitarras y una enorme Lindsay Schoolcraft en las voces y coros femeninos además del teclado convencieron a toda una Salamandra a reventar desde la inicial “Gilded Cunt”, pasando por una enorme “Beneath the Howling Stars”, “Hearthbreak and Seance” de su último trabajo que funcionó como un reloj en directo, o “Dusk…and Her Embrance” obra cumbre de la discografía de la banda y del black metal de corte gótico.

Cradle_15feb18_ElenaMarco

CradleofFilth_06_15feb18_ElenaMarco

Confeccionaron un repertorio muy inteligente y muy homogéneo contentando tanto a nuevos seguidores como a los de toda la vida, eso sí, imperdonable que no toquen absolutamente nada de sus dos primeros trabajos. Con un “The Forest Whisper My Name” hubieran rubricado un concierto que ya de por si fue antológico.

Cradle_0_15feb18_ElenaMarco

CradleofFilth_04_15feb18_ElenaMarco

Nada más y nada menos que cinco cortes conformaron los bises entre los que se encontraron “Nymphetamine (Fix)” dónde siempre se echa de menos a la noruega Liv Kristine a las voces femeninas, “Her Ghost in the Fog” o “Born in a Burial Gown” con la que finalizaron.
Velada perfecta que sirvió para que Moonspell se quitaran la espina del pinchazo de hace tan solo unos meses, y que Cradle of Filth demuestren que aún tienen mucho que decir en esto de la música, tanto en estudio como en directo.

Texto: Jero García
Fotos: Elena Marco