PRISTINE + POWDER FOR PIGEONS
16.04.2018, RockSound, Barcelona
Promotor: Red Sun Barcelona

Cuando en octubre de 2016 Blues Pills vinieron de gira nadie reparó en los teloneros. Unos desconocidos Pristine abrían sus conciertos. Una hora después se habían ganado a la concurrencia a base de un Blues / Rock enérgico que reconocía a una gran vocalista, Heidi Solheim. Tres horas más tarde eran muchas las voces que aseveraban que Pristine se habían comido a Blues Pills, entre ellos el que suscribe.

Ahora Pristine volvían con nuevo trabajo bajo el brazo, “Ninja”, y nuevo sello discográfico, Nuclear Blast. La banda ha crecido y se puede permitir salir sola de gira, aunque sea por España y Alemania en extensos recorridos.

Powder for Pigeons son un dúo australiano / germano de Rock enérgico y contundente, capaz de sonar mejor que muchas bandas completas. La intensidad de que dotan a sus canciones se ve realzada en directo, en un entorno minimalista y con el público muy cerca de ellos sudando y contorneándose al ritmo de unas melodías estridentes e intensas.

Venían presentando su reciente “Circus kinda times” y Rhys y Meike Jones terminaron vitoreados por un público que pedía más.

Pristine tenían preparado un equipo de luces propio de salas con escenarios mucho más grandes que el de RockSound y unque es de agradcer el esfuerzo por traer semejante equipo de iluminación las dimensiones del escenario no nos dejaron disfrutar de él.
El quinteto comandado por Heidi Solheim salió a por todas con temas de “Ninja” y una actitud desbordante. El poco espacio del escenario parecía incomodar a la banda que, no obstante, sacaba adelante el concierto. Pronto empezaron a desgranar temas de toda su discografía pero la banda decidió empezar a alargar, innecesariamente, las canciones. Está bien para el lucimiento musical de los músicos, especialmente de Espen Elverum Jakobsen a la guitarra, pero eso convirtió el concierto en una montaña rusa para el estado anímico del público y cortaba el ritmo continuamente.

Pero Pristine tienen una calidad que no se la acaban y saben contentar al público, sean fans o curiosos, y cortes como “Don’t save my soul” o “Sophia” noquean a cualquiera con un mínimo gusto musical. Eso sí, los momentos culminantes del concierto llegaron con “No regret” donde Heidi estuvo sublime pese a que terminaron alargando el tema hasta la saciedad, y el dúo de “Reboot” con “Derek” y “Bootie call”.

El público, agolpado en las primeras filas, disfrutó del concierto y la banda supo agradecerlo. Como ya es costumbre en RockSound, después del concierto los músicos salieron a fumar fuera y a charlar con sus fans, como si todos hubieran salido juntos de fiesta.

Texto: Marc Gutiérrez

PD: Pido disculpas por no ofrecer ninguna fotografía del concierto debido a un problema con la tarjeta de memoria en que se hallaban.