Calificación del editor

Un proyecto juntando nada más y nada menos que a la gran voz de Harry Hess, a Dennis Ward y el productor Daniel Flores. Apuesto a que, tras ponerlo un par de veces, eres capaz de corear la mitad de los temas.

8.5
VALORACIÓN

first signal

FIRST SIGNAL
‘LINE OF FIRE’
Frontiers

Aprovechando que se acaba de publicar recientemente su segundo single, acompañado de un “lyrics video” le damos un repaso a este trabajo de hard rock melódico.

Para que quien no esté familiarizado con la banda, se trata de un proyecto que iniciaron en 2010 en la factoría Frontiers, juntando nada más y nada menos que a la gran voz de Harry Hess (conocido por Harem Scarem), a Dennis Ward a la música (Pink Cream 69) y el productor Daniel Flores. Siendo el primer trabajo más un enlatado al que Harry tenia que dar voz, el segundo y tercer trabajos son ya una amalgama compositiva.

Y del tercero es del que hablamos: Line Of Fire, sacado a la palestra el pasado 17 de mayo de 2019.

La entrada la da un riff que parece venido de los ochenta para indicar los pasos que seguirá el trabajo. “Born to be a rebel” cuenta la historia de lo difícil que es mantener a una mujer rebelde a tu lado, una de esas que no se dejan decir lo que es mejor para ellas. Teclado, melodía y estribillos estupendos, pero una guitarra que debería brillar más en el solo, ya que se queda tapada como entre nubes.

“A million miles” empieza trayendo temprano la voz rasgada que nos encanta, nos atrapa y conduce hasta el cantable estribillo sin descanso. El cambio de tono en el estribillo, otra huella ochentera que hace las delicias del oyente, sobretodo cuando entra la parada con el teclado. Un tema de desamor del día a día, perfectamente cuajado con la música, que culmina en otro solo de guitarra audible a medias.

Pasamos a un medio tiempo “Last of my broken hearts” que pasea por la nostalgia de un buen recuerdo que finalizó. Tema cuidado en la melodía y los coros, que sobresale en cuanto el solo de guitarra asoma, dividido en dos partes, una en medio del tema y otra al final.

Con “Tonight we are the only” estamos ante un tema que usa unos arreglos mucho más modernos para construir un tema alegre y bailable, que seguramente está enfocado a atraer la atención de la gente de menos años de escucha hard-rockera. Teclado espacial y subida de tono en la última parte de la canción, cuando se entremezcla con el solo de guitarra que pone la guinda al pastel.

“Walk through fire” me quiere recordar a un estilo Joe Lynn Turner, repasando la silueta de un propósito que es recuperar un amor perdido. Destaca la voz en el puente y el solo de guitarra que, ¡por fin!, es un solo de hard rock.

El inicio de “Never look back” nos lleva a Sambora sin buscarlo, aunque después cambia totalmente su rítmica y pasa a ser otro tema totalmente distinto con muchos cambios, una estructura del hard rock melódico más moderno, y solo de guitarra más distorsionado. Buena manera de usar un teclado.

Tanto “Walk through the fire” como “Never look back” son versiones de otra banda canadiense, seguramente muy conocida por Harry al ser paisanos, llamada MetroPolis, de finales de los noventa ambos temas.

Hay que tener mucho cuidado siempre con los temas insignia de los trabajos ya que a veces producción y banda no comparten criterio. En este caso no sé de quien fue la decisión pero no está bien elegido que “Line of fire” sea el tema que representa el sonido global del trabajo. Puede tener el solo de guitarra más heavy que hay en el conjunto de temas. ¿Quizás ellos quieren componer más duro pero Frontiers pide melodia? Meras conjeturas. La cuestión es que es un buen tema, pero no refleja el aire del trabajo en general.

Otro medio tiempo nos devuelve a lo que estábamos con “Here with you”. Una especie de práctica de mindfulness (vivir el tiempo presente) a través de una relación con otra persona. A parte de ser un despliegue absolutamente maravilloso de la voz, no destaca en nada más.

“Need you now” reúne las características que más me gustan en el estilo: ritmo cadente que permite bailar, estribillo con melodía para ser cantado, despliegue de la canción en olas sin enseñarte todo lo que tiene a la primera, letra maravillosa sobre amor/desamor… Delicioso.

Para enfrentar la recta final del set tenemos un tema de los más movidos, “Falling” volviendo completamente al inicio del circulo melódico. Es imposible sacarse de la cabeza el estribillo y la frase rítmica de la guitarra que parece perseguirnos durante toda la canción rematada por un solo de guitarra de carretera.

Acabamos con el vídeo lanzado esta semana “The end of the world” que pone un perfecto punto final al trabajo con riff de guitarra, acompañamiento de teclado y melodía en la voz estupendamente de ochenteras. Hard rock melódico pasado por el colador de la modernidad en los arreglos. Representaria mucho mejor el estilo del trabajo si lo hubieran escogido como buque insignia.

Un trabajo agradable, que escuchas sin darte cuenta. Apuesto a que, tras ponerlo un par de veces, eres capaz de corear la mitad de los temas.

Ymir Peiró