Neal-Morse_05_22-3-17_ElenaM_Bcn

NEAL MORSE BAND
22.03.2017, Sala Apolo, Barcelona
Promotor: Madness Live!

No voy a engañaros diciendo que soy un ferviente seguidor de la obra y milagros de Mr. Neal Morse aunque también es verdad que su música y la manera que tiene de trabajar sobre ésta siempre me ha causado admiración y mucho interés por lo que he ido picoteando temas de sus otros grupos como Spock´s Beard o Transatlantic por citar solo un par. Por eso, cuando los amigos y compañeros de Empire me comentaron si podía hacer la review del concierto que iban a dar en la Apolo me dieron el empujoncito final para asistir a dicho show…y a fe que les estaré tremendamente agradecidos!

Neal-Morse_04_22-3-17_ElenaM_Bcn

Porque amigos… menuda brutalidad presenciamos los allí reunidos en un muy buen número dejándome boquiabierto en más de una ocasión y eso que ya llevo bastantes tiros pegados en esto de la música en directo. El tan manido “concierto del año” corrió entre nosotros entre cervezas y el éxtasis que sólo unos pocos pueden conseguir de manera tan unánime, de allí no salió nadie defraudado… y si bien es cierto que a un servidor le hubiera gustado un set list más variado, también entiende que con el sufijo de Neal Morse Band es perfectamente lícito, y sobre todo loable, que tocando íntegramente su último disco pudieran conseguir esa comunión inexorable e irrompible grupo – público durante las dos horas y algo que estuvieron en el escenario.

Neal-Morse_01_22-3-17_ElenaM_Bcn

De los músicos poco se puede decir. Tamaña y exagerada demostración de técnica, clase, gusto y, sobre todo, feeling pusieron la sala patas arriba en más de una ocasión y eso que el Prog Rock no es algo que incite a desmelenarse como si no hubiera un mañana… pero ver y vivir un público saltando, coreando y desgañitándose con las letras de esa obra llamada “The Similitude of A Dream” hicieron que por momentos el ya altísimo nivel exhibido desde encima de las tablas subiera exponencialmente y nos sumiéramos todos en un karma musical pocas veces vivido.

Neal-Morse_22-3-17_ElenaM_Bcn

Neal-Morse_02_22-3-17_ElenaM_Bcn

Mike Portnoy es, y sabe que es, centro de gran parte de la atención que la banda pueda tener pero el tipo, además de corroborar que es uno de los mejores baterías que hay en la actualidad, derrocha un buen rollo, complicidad y disfrute con lo que hace que, sinceramente, trasciende que sólo lo puedas considerar como el batería de una gran banda. Además, se soltó en un tema como voz principal… lo dicho, un genio.

Neal-Morse_07_22-3-17_ElenaM_Bcn

Al resto, sinceramente no los conocía pero a partir de ahora pasan a engrosar mi gran lista de personajes a seguir… Randy George al bajo conformó con Mike una base indestructible pero dotada de una ductilidad que nos hacía estremecer. Bill Hubauer con el teclado y, presentándose como un gran cantante, fue el apoyo constante para el trabajo de Neal y la guitarra y voz de Eric Gillette simplemente nos voló la cabeza en más de una ocasión, un descubrimiento en toda regla. Y el gran Neal Morse pues eso, simplemente espectacular, tanto en voces como en teclados y con unas performances dramáticas perfectas aunque sencillas consiguiendo exactamente lo que quería, dar aún más vida a unos temas que ya de por sí tienen alma.

Neal-Morse_05_22-3-17_ElenaM_Bcn

Dos partes de unos 12 temas cada una con un intermedio de quince minutos fueron lo que allí nos ofrecieron y que desde los primeros acordes de “Long Day” nos sumieron completamente en el concepto de este “The Similitude of a dream” con ese Prog Rock de calado inmediato y que a mí personalmente, amante de esas “monstruosas” por enormes bandas de rock como Styx, Reo Speedwagon o Journey época de los setenta y primeros ochenta, me llegó a recordar. Voces que te trepanaban el cerebro, ritmos imposibles pero melosos… un sinfín de sonoridades que nos sometieron sin compasión haciendo del show algo inolvidable.
Después de la irreprochable presentación del disco nos obsequiaron con unos encores, que no se si eran esperados o no, pero sí se que ya nos llevaron cuesta abajo sin frenos consiguiendo una locura colectiva simplemente impresionante. “Agenda”, “Author of Confusion” y “The Call” fueron un perfecto colofón a un show de alto octanaje tanto instrumental como, y más difícil, emocional y volviéndome a demostrar que en esto de la música nunca puedes decir que ya lo tienes todo visto… ni oído!!

Texto: Jaume Bellini
Fotos: Elena Marco