CONAN + DOWNFALL OF GAIA + HARK + HIGH FIGHTER
19.03.2017, Sala Bóveda, Barcelona
Promotor: Madness Live! Prods.

El bus de una de las giras más aplastantes del momento aparcaba el Domingo 19 de Marzo delante de la sala Bóveda. Dicho bus lo compartían cuatro bandas todas ellas relacionadas musicalmente dentro de la diversidad que ofrecen estilos como el sludge, el stoner o el black metal de corte más vanguardista.

Dentro de Bóveda un enorme stand repleto del merchandising de las cuatro bandas dónde hasta el momento no se congregarían muchos compradores hasta pasadas unas horas. Es más que obvio que el sustento de estas bandas proviene mayoritariamente de la caja que hacen cada noche con la venta de sus productos, de ahí la cantidad ingente de material expuesto.

HIGHT FIGHTER_02_E

HIGHT FIGHTER_01_E

Los primeros en salir al elevado escenario de Bóveda y delante de unas 50 personas fueron los stoners  High Fighter banda germana procedente de Hamburgo  y que estuvo 30 minutos sobre las tablas con una banda muy estática a excepción de su vocalista Mina Miluski quien se llevó gran parte de las miradas. High Fighter presentaban su único disco hasta la fecha “Scars & Crosses” disco editado en 2016 a través del sello Svart Records ( Oranssi Pazuzu, Mantar, Grave Pleasures...) Pocas reacciones entre el público de Bóveda al finalizar esta breve actuación…

Hark_02_E

Hark_01_E

Tras un excesivo tiempo de espera entre cambio de equipos, aparecieron casi de repente los galeses HARK como si se acabaran de levantar de la siesta. Sobre todo Jimbob Isaac quien apareció en pantalón corto portando un buen puñado de llaves en el bolsillo colgando de un mosquetón cómo si del amo de llaves de la gira se tratara.

Estética aparte, la descarga de HARK fue un puñetazo en la cara de todos y cada uno de nosotros. Jimbob es agresividad pura en el escenario y lo demostró tanto con voz aguda como con su puesta en escena, rígida y provocadora. No les amedrentó la poca asistencia ni las pocas ganas que tenía la gente de mover el cuello un Domingo por la tarde, y durante otra media hora ( esto de las giras con tantas bandas, ya sabéis que funciona así ) nos apredrearon con los riffs largos densos e hipnóticos de los temas contenidos en “Crystalline” y  el recién publicado por el sello francés Season Of Mist, “Machinations”.

Hark_03_E

Los penúltimos en salir fueron los germanos Downfall of Gaia quienes gozaron con algo más de tiempo para desgranar su característico y decadente post-back metal apocalíptico.

La última vez que pudimos ver a Downfall of Gaia fue en la sala Be Good (anteriormente hicieron lo propio un año antes teloneando a Black Tusk en la Rocksound ) y en esa ocasión teloneaban a los cada vez más en boga, Der Weg Einer Freiheit con más fortuna que la que relato en estas líneas. Paradójicamente, en Be Good, tanto Der Weg Einer Freiheit como Downfall of Gaia pudieron disfrutar a sus anchas de sus impresionantes juegos de luces propios y sobre todo del sonido, que en esta ocasión no fue todo lo nítido que nos hubiera gustado.

DFOG_01_E

DFOG_02_E

 

A pesar de las diferencias, Downfall of Gaia, quienes acaban de editar “Atrophy” ( Metal Blade ) nos hundieron en la miseria gracias a sus desquiciadas y largas composiciones como por ejemplo con “Brood” tema que abre “Atrophy” con la abrieron el show. Fue una pena por espacio y producción no haber podido disfrutar de la visión de la fuerza sobrehumana que Michael Kadnar ( Black Table ) impregna sobre su batería porque es realmente impactante. Cuarenta minutos en los que los alemanes, que para muchos de los asistentes era la banda que no encajaba por estilo, aprovecharon para demostrar por qué es una de esas bandas “modernas” que cada vez más se les ve girar y girar.

DFOG_05_E

DFOG_04_E

Indudablemente y por la reacción del público al ver salir a los ingleses Conan, el personal que se acercó a Bóveda lo hizo únicamente por ellos. Conan es otra de esas bandas que han despuntado en los últimos meses en esto del Stoner-Sludge y se les puede ver en la mayoría de eventos del estilo. No inventan nada, pero lo que hacen lo hacen con las ideas muy claras.

CONANA_01_E

CONAN_04_E

Tocan a un volumen alto, altísimo, casi denunciable, tienen en sus filas a dos voces totalmente distintas como la de Jon Davis ( guitarra ) quien posee el registro agudo y la de Chris Fielding ( bajo ) la gutural. Y si a la suma agregamos a Rich Lewis a la batería, tenemos a un trío que hace más música que ocho. Apenas se dirigieron al público, ni falta que hizo. Los de Liverpool presentaban en la ciudad condal su último disco “Revengeance” y viendo la reacción del público al escuchar en directo temas como “Throne of Fire” o “Thunderhoof” quedó más que patente que tenían los deberes más que hechos. Una hora y poco estuvieron Conan masacrando nuestros tímpanos con sus inconfundibles y largos riffs hipnóticos dejando más que satisfecho al reducido aforo que apostó por este cartel aplastante como pocos.

Texto: Jero García
Fotos: Irene Serrano

CONANA_02_E

CONAN_03_E