thementors1

THE MENTORS: LA BANDA MÁS MACHISTA DEL MUNDO
¿Dónde están los límites de la libertad de expresión? ¿Tiene que haberlos? ¿Cualquier persona que se suba a un escenario puede decir todo lo que le venga en gana bajo el paraguas de que es arte y este tiene que ser provocador? Personalmente creo que sí, pero es sólo una opinión. En estos días en los que se persigue y encarcela a personas por tweets, opiniones políticas o por rapear toca recordar que en los 80 hubo bandas que llegaron a provocar hasta límites insospechados. Actualmente, en España, estarían en prisión o en el exilio seguro. En casos como los de Pussy Riot o Valtonyc el nivel musical es ínfimo, o cuando menos, discutible, pero señalarlos y encarcelarlos provoca el efecto contrario. Pero todos ellos son angelitos si los comparamos con el grupo que nos ocupa hoy: The Mentors.

“Hacemos rock violador porque es música de hombres, pero sólo promocionamos la violación pacífica”.

Parece mentira que todavía haya quien considere a los Mentors como un grupo que creían en lo que pregonaban. Pero claro, ir promoviendo que la violación de mujeres es algo bueno y divertido, y plasmarlo en sus letras, es sencillamente repugnante. Puro Shock Rock atacando los tabús de la sociedad americana desde los cimientos. No hubieran llegado a nada pues musicalmente eran lamentables, pero bueno, televisiones y ángeles protectores de la moral les señalaron con el dedo y la gente se fijaría en ellos.

EL DUCE, UNO DE LOS SERES MÁS REPUGNANTES DEL ROCK
Eldon Hoke era la encarnación perfecta de la repugnancia, un tipo gordo, baboso y descerebrado que se creó un personaje a la medida: El Duce (pronunciado como El Duche, de referencia a clara a Benito Mussolini, dictador fascista italiano). La sociedad, a pesar de detestarle, no reparó en ningún momento en hacerlo habitual en los platós para conseguir buenas audiencias y generar grandes momentos televisivos en los que el público se lo comía a insultos y a gritos. El Duce fue un tipo realmente peculiar y su final no hizo más que seguir alimentando su leyenda. Fue arrollado por un tren de
mercancías en una noche de borrachera y consumo de estupefacientes. Lo más impactante de todo es que muchos relacionaron al líder de The Mentors con el trágico suicidio de Kurt Cobain, líder de Nirvana.
Conocía de la existencia de The Mentors gracias al esperpéntico largometraje amarillo y paranoico “Kurt and Courtney” (en España titulado “¿Quién mató a Kurt Cobain?) en el que el director intenta tirar del hilo y conseguir teóricas pruebas fehacientes de que su mujer Courtney Love estaba detrás de su muerte. El día que programaron el film en televisión un crítico escribió sobre la película que aparecía en ella un tipo que, si lo hubiera conocido Darwin, quizá hubiese cambiado sus tesis sobre la evolución de las
especies. Ese era El Duce. No es el único personaje a ser recordado pues en ese film se refleja la América más profunda. La aparición del padre de Courtney Love haciendo apología de la educación con mano dura es impagable. Con decir que compró dos pitbulls para poner paz en casa creo que ya lo digo todo. El caso es que la aparición de El Duce no es gratuita. Ya era un tipo conocido gracias a sus apariciones con los controvertidos The Mentors en los shows de tarde americanos y quedó como el típico luchador malo de Pressing Catch (lucha libre), ese al que todos odian para realzar la actitud de héroes del resto de luchadores.

CAPUCHAS DE VERDUGO Y ROCK VIOLADOR
The Mentors se formaron en 1977 en un instituto de Seattle (Washington) a pesar de que se mudarían a Los Ángeles en 1979 en busca de mejores oportunidades. Practicaban un punk agresivo con letras absolutamente sexistas y faltonas y lo bautizaron como “rape rock” (rock violador, en castellano). Eidon Hoke, Eric Carlson y Steve Broy formarían el grupo y ya desde los comienzos utilizaron las características capuchas de verdugo. Muchos dicen que las necesitaban debido a que los temas que tocaban necesitaban de permanecer en el anonimato. Mystic Records les editarían en 1983 el EP “The Trash Bag” y posteriormente el directo “Live at the Whiskey/Cathey de Grande” y contarían con Philco Raves en las tareas de producción.

Ya en 1985 Death Records les edita su primer disco, “You Axed for It!”. La portada ya lo dice todo. Una instantánea cutre a más no poder y con la banda armada con instrumentos y capuchas en unas escaleras. En esos mismos escalones hay mujeres ligeras de ropa en actitud lasciva y sumisa que avanzan hacia sus héroes. Sus letras provocadoras, fotos promocionales escandalosas y la imagen de El Duce les generaron cierta fama dentro del underground, justamente cuando en los 80 empezaban a surgir las corrientes puritanas que señalaban al rock como causa de muchos de los males de la sociedad.

“Buenas noches, soy Wally George, volvemos de publicidad y tenemos con nosotros a uno de los pervertidos más asquerosos que haya visto en toda mi vida”.

El Duce terminaría paseando por varios programas de la televisión americana montando pollos importantes. En el Jerry Springer Show (“El Diario de Patricia” del momento) protagonizó una interesante aparición que quedaría absolutamente eclipsada por la posterior irrupción de Gwar en el programa. El rock en general estaba en el punto de mira, pero especialmente el Shock Rock, que era el enemigo principal y lo que pervertía a los hijos de la América del momento. No era raro pues ver a bandas y solistas defenderse en los platós. Gwar quedarían como una banda simpática, espectacular e
inteligente, que ofrece puro entretenimiento. El Duce no saldría tan airoso de ello, pero como provocador no tenía precio a pesar de lo limitado de su discurso.
Más divertida es la aparición de los Mentors al completo en el show de Wally George en los que terminan siendo expulsados por los miembros de seguridad. El presentador pierde los nervios más de una vez y el público se muestra agresivo y crítico con el grupo. Las sonrisas burlonas y gesticulaciones de Hoke son absolutamente infantiles. El disco “Sex, Drugs and Rock and Roll” hace que los Revolting Cocks (banda paralela en la que participa Al Jougensen de Ministry) se los lleven de gira. Ya en los discos “Rock Bible” y “To the Max” se cuenta con otro batería ya que el sobrepeso, el cansancio, y sobretodo el alcoholismo galopante dificultaban el hecho de que Hoke cantase y tocase la batería a la vez. Llegaría el vocalista incluso a emprender una carrera en solitario.

COURTNEY LOVE ME OFRECIÓ 50.000 DÓLARES PARA QUE MATARA A KURT COBAIN
Saltó la sorpresa. El Duce anuncia a bombo y platillo que Courtney Love, la viuda de Kurt Cobain y cantante de Hole, le había ofrecido 50000 dólares para que matara a su marido y que todo pareciera un suicidio. Las teorías de la conspiración y especulaciones sobre la muerte de Cobain eran muchas y las malas artes de la viuda eran legendarias. El caso es que la BBC financiaría el reportaje-película del director Nick Broomfield, en 1997, y en ella, obviamente, hay una entrevista con Hoke. Vemos en el film a un Hoke de mirada ausente, parco en palabras y muy en su mundo. La teoría de la conspiración ganó peso pues unos días después Hoke murió arrollado por un tren de mercancías. Muerte enigmática que ha sido considerada suicidio para algunos y accidente para otros.
Lo que sí es seguro es que El Duce estaba drogado y borracho en el momento de la muerte. La banda ha continuado su singladura tras la muerte de su líder con el vocalista El Repo. Han grabado “Over the Top” en 2005 y posteriormente entraría Savage a las voces en el disco de 2009 “Ducefixion”.

SU DIRECTO PROVOCADOR
“El Duce era mi héroe. Era el tío más estúpido que haya conocido en mi vida y uno de mis mejores amigos” (Al Jourgensen líder de Ministry sobre El Duce). Los temas de la banda trataban explícitamente de pegar a mujeres, robarles o mantener sexo anal con ellas. Posiblemente el tema “Suck and fuck and Cook and Clean” (traducido sería: chupa, folla, cocina y limpia) es absolutamente gráfico sobre su
filosofía. En escena contaban con varias mujeres desnudas que hacían de esclavas sexuales, pero básicamente lucían cuerpo y bailaban; no había sexo explícito en escena.
Jourgensen relata en su libro que la peor decisión de su vida fue girar con The Mentors junto a sus Revolting Cocks. Todos y cada uno de los problemas vinieron por las locuras de El Duce. Incluyendo hazañas como chistes homófobos en clubs de gays, intentos de emborracharse con Listerine, tocar tres canciones y vomitar (ese era un buen día), no tocar ni un tema y vomitar, perseguir a mujeres, lanzar carne de barbacoa al público y provocar quemaduras de segundo grado a los asistentes… Pero la mejor
historia es cómo conoció Jourgensen a El Duce. Estaba en unos lavabos con los pantalones bajados, tirado por el suelo y recubierto de orina, vómito y Doritos (robados del camerino de Ministry). Llega a retratar a El Duce como un semidiós de la estupidez.
Y para la guinda final una declaración de Sickie Wifebeater (atención al nombre) en la entrevista que pude hacerle en 2011 para mi libro “Shock Rock: sexo, violencia y teatro”. Pilla hasta Axl Rose.

¿La filosofía de la banda era la degradación de la mujer y su violación?
“Bueno… Sí y no. La verdad es que tenemos un gran número de canciones que versan sobre la degradación de la mujer, pero sólo por que en su momento pensamos que sería divertido hacer esa clase de cosas y vernos a nosotros mismos cantando todas esas cosas escandalosas. Sobre el tema de la violación, yo no animo a nadie a hacerlo y de hecho pago mis impuestos para que la policía pueda atrapar y castigar a los violadores. Y a decir verdad estoy de acuerdo con la pena de muerte a todos los violadores”.
Estaba leyendo el extracto del juicio sobre el divorcio de Axl Rose y su primera mujer Erin Everly y ella decía de él que la había violado de forma brutal. Y alucino de que ese imbécil todavía corra libre por todo el mundo. Eso no es justo pero parece que nadie se queja sobre ello. Actualmente me gustan mucho los Guns N’ Roses y Axl Rose pero si realmente Axl la violó debería ser condenado a muerte”.

Por Jordi Tàrrega