DOOL_03_E

Hace unos meses, Madness Live! lanzaban una nueva apuesta, un pequeño festival que se celebraría en Octubre en la capital. Ya el nombre decía mucho, oscuridad por los cuatro costados. Primeras apuestas que hicimos los amantes de este estilo, Amenra y Cult Of Luna, deseando verlos aparecer por aquí, aunque Amenra después de su último lanzamiento era apuesta asegurada, y no nos equivocábamos, era obvio. Un cartel encabezado por Godflesh seguido de Amenra, Dool, los portugueses Sinistro y la desconocida (para mi) Louise Lemón. El cartel era una joya, ver a estas 5 bandas juntas y aquí era un lujo, creo que no recuerdo un festival así por aquí desde el Ritual Cult, así que, ¡bravo!

Tengo que confesar que cuando confirmaron Amenra ya decidí ir de cabeza, lo tenía clarísimo. Así que lo tenía todo planeado para dar un salto desde Barcelona y asistir.

La cita la teníamos en la Sala Mon (antigua Penélope) de Madrid. Nos llegaron rumores que la venta no había sido muy alta, cosa que se desmontó a la media hora de empezar, viendo la sala llena hasta la bandera. Así que bien, porque eso quiere decir que hay una alta probabilidad de que el año que viene tengamos una nueva edición.

LUISELIMON_01_E

LUISELIMON_03_E

‘LOUISE

 Siempre hay un ángel oscuro 

LOUISE LEMÓN. El ángel de la noche

No era una de las bandas favoritas del festival y tengo que decir que fue una grata sorpresa. Era la primera vez que veríamos a Louise Lemón en España con su recién lanzado LP ‘Purge’. La sueca apuesta y defiende su  “Death Góspel” cómo así autodenominan a su propuesta musical, y la verdad que desde un principio lo clavan. No tenía muy claro lo que vería en esa actuación porque me esperaba algo más “light” o descafeinado, hasta que hizo presencia en escena un hombre con una larga capa y capucha que portaba un incensario, y que repartió por todo el escenario, acto seguido apareció en escena Louise, cómo un ángel. Su voz pausada y con influjos setenteros se entremezclaba entre enclaves de oscuridad, a medio tiempo y con una dejadez que te envolvía. Lo que parecía un desacierto resultó ser una buena apuesta para dar comienzo a este festival. Lástima los que decidieron no entrar porque realmente mereció mucho la pena.

SINISTRO_15_E

 SINISTRO. La siniestra oscuridad 

Tras la oscura pero angelical actuación de Louise Lemón nos preparamos para recibir, y tengo que decirlo así, a mis queridísimos Sinistro. Son varios años ya que sigo a esta banda portuguesa y el show estaba asegurado. Ver a Patricia Andrade sobre el escenario es una experiencia brutal, se nota que es actriz y que lo vive desde muy adentro. Sus mallas y sus rojos labios son inconfundibles, sí, era Patricia. Traían bajo el brazo su nuevo trabajo “Sangue Cássia” que prácticamente presentarían esa noche en la capital. He tenido la oportunidad de verlos varias veces ya en Barcelona, así que sabía lo que me esperaba. Y es que las contorsiones y grotescos movimientos al ritmo de la música de Patricia no dejan que los ojos se separen de ella, sus caras, sus gestos, sus manos, y todo ello acompañado de un doom lento y agonizante defendiendo su lengua materna, el portugués, es una mezcla perfecta. Nos prepararon un setlist de lo más jugoso con prácticamente todo el nuevo álbum y temas de sus anteriores LP “Semente” y “Cidade”

SINISTRO_06_E

SINISTRO_11_E

‘SINISTRO’

 La camaleónica Patricia Andrade volvió a dejarnos sin pestañear 

DOOL_02_E

DOOL. Rabia desatada

Por fin podíamos disfrutar por estas tierras de los holandeses DOOL, después de sacar su último LP ” Here Now, There Then” y verlos en los festivales extranjeros, formaban parte de este cartel. Esta banda holandesa con tintes ochenteros, nos traen su rock gótico a escena, tripulada por Elle de aspecto desenfadado y un tanto andrógino.  Comienzan, pero no todo estaba con ellos. Nada más comenzar, surgieron los malditos acoples de micro cada vez que Ryanne van Dorst (Elle Bandita) se disponía a cantar, por suerte fueron unos minutos y se solucionó muy rápido y Elle volvió al escenario cargada de rabia para darlo todo. La fuerza y vitalidad sobre el escenario de esta banda no dejó indiferente a nadie y es que Elle llena el escenario al completo, su energía convertida en ira fue como un huracán arrasando por toda la sala.  Y es tanta la energía de esta mujer, que rompió una de las cuerdas de su guitarra, que sin pensárselo dos veces, cambió in situ mientras continuaba con la actuación. Curioso detalle mencionar que el  bajista militó en la Aborted.

Así que podemos decir que DOOL ejecutaron una actuación de diez a pesar de los problemas técnicos que tuvieron, pero ¡oye! esto es un directo, estas cosas pasan y ellos supieron solventarlo y salir de ello de una forma atronadora y eso se vio en un público absolutamente entregado.

Emotivo homenaje como colofón a Killing Joke en una versión muy particular del tema “Love Like Blood”.

DOOL_01_E

DOOL_10_E

‘DOOL’

Ni los problemas de sonido pudieron con los holandeses

AMENRA. Obra de arte sobre el escenario. No apto para niños. 

Bueno, viene el plato fuerte de la noche, Amenra, y digo no apto para niños porque no todo el mundo entiende su desgarradora propuesta, pero ni ellos lo pretenden, lo que ellos hacen no es música, crean una obra de arte, MASS VI es una performance desde que comenzó a engendrarse,y han sido 6 años de trabajo, así que no, Amenra no es solo música. Los que somos seguidores de los belgas sabemos lo que nos vamos a encontrar, y es por eso que en cierto modo debes de estar preparado porque es “difícil” de digerir, porque no se trata solo de salir a cantar, Colin lo siente y lo vive y su intención es llegar al nirvana cada vez que sube a actuar.

Lástima que parte de la actuación se viera ensombrecida por una parte del público irrespetuoso y charlatán que no respetó esos silencios acongojantes. Hubiera sido el momento perfecto para estar en un café o en un bar pero no ahí. Está claro que siempre tienen que haber maleducados que rompan la magia sin importarle molestar al resto que si apreciamos la música en directo.

AMENRA_02_E

AMENRA_03_E

‘AMENRA’

No es música, es una obra de arte 

La “performance” comienza con Colin que lleva un larga camisa negra,  arrodillado sobre una larga alfombra negra con la cruz invertida del logo de Amenra. Empieza haciendo sonar 2 cilindros de acero, es el tema de “Boden”, cómo llamando al resto de la banda para que vayan entrando uno a uno sigilosamente hasta llegar al zenit sonoro y estallar al unísono en unos riffs aplastantes dejándonos sin aliento, es el aviso, comienza el ritual.

Colin se incorpora, micro en mano y de espaldas ( siempre está de espaldas como es habitual ) pocas veces se gira al público. Sus gritos, y sus movimientos de rabia y de ira te llevan de la mano a un estado absolutamente catatónico. Entre susurros, voces y gritos desgarradores se desarrolla un concierto demoledor, que crea angustia, que te hace sacar en buena parte tanto como lo que él desprende.

Pasando por temas como “Razoreater” del Mass III, de su último álbum Mass VI como “Plus Prés De Toi” o “Daiken” , su grandísimo tema “Nowena 9.10″ del Mass V, uno detrás de otro a cual más desgarrador terminando con “Silver Needle” del Mass III. Un show que no deja indiferente a nadie, te puede gustar o no lo que hacen, pero está claro que si estuviste y no los habías visto nunca, no te habrá dejado indiferente y a partir de ahora sabrás quienes son Amenra, estoy segura que ninguno de los asistentes lo olvidarán fácilmente.

GODFLESH. La veteranía es un grado.

Y como colofón, teníamos sobre el escenario de la Mon a los veteranos de la noche, Justin Broadrick y C.G. Green o lo que es lo mismo, Godflesh, uno de los pioneros de la música industrial más pesada y vanguardista. Incomprensiblemente gran parte del público abandonó la sala en los primeros compases de “Anything is mine” ante la mirada atónita de los más veteranos, quien veían qué Godflesh reclamo para un gran número de seguidores, muchos de la vieja escuela, quienes se habían desplazado desde todas las partes de la península para disfrutar de este dúo ya mítico.

GODFLESH_05_E

GODFLESH_02_E

Godflesh con un irreconocible Justin, algo subido de peso y con el pelo largo a la guitarra y programación, y  C.G. Green y su demoledor sonido de bajo ( batería programada como es habitual ) desgranaron un set list un tanto desconcertante basándolo en los temas más machacantes de su discografía como “Messiah”, “Parasite” del último trabajo “Post-Self”, “Spinebender”, “Head Dirt” de su primer fantástico debut “Streetcleaner”, “Like Rats” dónde el público enloqueció cantando eso de “You breed! Like Rats!” formando incluso un amago de pogo.

‘GODFLESH’

 La veteranía es un grado

GODFLESH_04_E

GODFLESH_01_E

Contra todo pronóstico, ( ya que la venta anticipada no auguraba el éxito de esta primera edición) Okkult Session logró llenar la sala céntrica Mon de Madrid de amantes de los sonidos más oscuros y densos. Ojalá veamos la continuación el año que viene de esta interesante propuesta y podamos estar allí para contarlo.

Puedes ver toda la galería de imágenes aquí:

Texto y fotos: Irene Serrano