Calificación del editor

El Dadá puede molar más que el Du-duá

9
Dadá

Componer un tema musical es algo que requiere esfuerzo, te pongas como te pongas. Puedes tener más o menos facilidad para el tema, pero siempre exige una dedicación especial. Cada uno lo hace en el orden que prefiere: a veces, la música va primero, después la letra; es cuestión de método y costumbres, supongo.

El caso es que, en el mundo del Rock, y no quiero hacer mucha memoria ahora, hay casos sonrojantes en lo que a ambas lides se refiere: sobre todo, en aquello de dar con una veta de oro durante la tarea compositiva (encontrar un tema que sabes que vende seguro, que es pegadizo, que se clava en el cerebro como una estaca gigantesca) y pensar “bueno, ya ha habido esfuerzo por mi parte, ahora abro un diccionario y la letra sale sola…” o “pongo un par de du-duás y verás cómo queda esto”. Que se lo digan a los Spin Doctors. La letra, una vez tienes la parte melódica en un punto óptimo, a veces deja de importar. Que es tristísimo, pero oye, así es la vida.

Rob Scallon es una de las muestras más evidentes de que se puede ser youtuber (solo por su Patreon ya se lleva poco más de 600$ por vídeo) y currárselo mucho a base de guitarra, guitarra y más guitarra… Pero el tema de las letras ya le da más pereza. Ahora, el recurso que se saca de la manga para saltar el obstáculo es, como mínimo, llamativo: recurrir a la red social para escribir la letra de una canción.

Pues eso. Corta-pega de comentarios de Youtube para el respetable; ni que decir tiene que, si sabes un poco de inglés, te gustará más. Con ustedes, una dosis de Metal Dadá para el viernes.