Calificación del editor

Realmente no inventan nada, pero recogen lo mejor de sus influencias para entregar un cóctel energético capaz de hacerte saltar con brillantes canciones.

9
VALORACIÓN

honeymoon-disease-part-human-mostly-beast

HONEYMOON DISEASE
“PART HUMAN, MOSTLY BEAST”
The Sign Records

Si te hablan de una banda sueca, formada por dos chicos y dos chicas, lo más normal es que uno piense en ABBA. Pero las coincidencias terminan aquí, aunque no sería descabellado pensar que si la escena Punk se hubiera apoderado del mítico grupo podría haber sonado algo así. Porque los Honeymoon Disease, como sus contemporáneos Blues Pills, beben directos de la fuente de los 70 en toda su amplitud, pero aportando algo más de carácter y genio.
Los doce cortes de los que se compone este segundo trabajo son temas cortos y directos en los que puedes tratar de jugar a encontrar las siete influencias. Uno de sus grandes triunfos es empezar el disco con “Do It Again”, en el que sus potentes guitarras, que me recuerdan a The Answer, consiguen que te enganche en la primera escucha. “Only Thing Alive” es un driving Rock en el que se cruzan Thin Lizzy, Maiden y Aerosmith. Y cuando ya crees que sabes como va a seguir el disco, se salen por la tangente con “Tail Twisted”, un tema lleno de vientos y coros que bien podría ser heredero de la Tina Turner más salvaje de los 70. Y vuelven a darle otra vuelta de tuerca y te presentan al Kravitz de “Cirkus”, pasado por el tamiz progresivo con tintes psicodélicos en el tema “Rymdvals”. Chuck Berry se hace el sueco en “Fly Bird, Fly High” y en “Calling You” la idea punk de U2 planea en un tema que comienza recordándote los dos primeros discos de Iron Maiden. Quizás hay quien pueda decir que tanta mezcla hace que no tengan un estilo propio, pero creo que eso no debería ser un problema. Realmente no inventan nada, pero recogen lo mejor de sus influencias para entregar un cóctel energético capaz de hacerte saltar con brillantes canciones como “Four Stroke Woman” o “Night By Night”, y, lo más importante, sin temas de relleno para alargar innecesariamente un disco. Si en el escenario muestran solo la mitad de la energía que desprende de este disco, sus directos serán la bomba.

Maese Leiva