Calificación del editor

Pese a que parezca que en este trabajo se ha introducido el uso del color, al final si uno cierra los ojos sigue visualizando los bosques noruegos en granulado blanco y negro.

8
VALORACIÓN

Taake - Kong vinter

TAAKE
“KONG VINTER”
Dark Essence Records

Cada pocos años, desde que se iniciara la profecía allá por el 99 Taake despierta de su letargo en los bosques noruegos para cubrirnos con su niebla de buen Black Metal nórdico.
De nuevo esta vez la cosa gira entorno a las siete montañas que acorralan Bergen. Siete temas que en este caso van a chocar de frente contra los más auténticos del lugar ya que rompen con la estela más tradicional que la banda ha seguido a rajatabla desde sus inicios. Pese a que la experimentación siempre ha estado ahí, se mantiene la instrumentación creadora de ambientales helados como el témpano.
Sin embargo, puede que su acercamiento mas rockero a la melodía no agrade a los seguidores del bando menos abierto de miras de la banda. Ya sabemos como va esto del black. Sin embargo, puedo entender que los momentos de mayor psicodelia, como los tramos centrales de “Inntregner” o el inicio de “Huset i havet” (tema que por cierto me parece de lo mejor del álbum) que por momentos podrían estar sacados del primer trabajo de Kvlertak, puedan sacar de sus casillas o como mínimo descolocar a aquellos que buscaban en ellos la prolongación del clásico y la tradición.
Lo interesante de todo esto es que, pese a todo, la esencia sigue ahí. El disco nunca deja de sonar al Taake mas puro. Una aparente bajada de revoluciones que en realidad no es más que puro camuflaje melódico en forma de fogata en medio de temas cavernosos y desgastados. En realidad, la caña sigue ahí. Y la suciedad de la guitarra hace que pese a cambiar de tercio, la melodía siga sonando a provocación y conjuro.
En términos de producción es donde el disco se corona. Nada de lo anteriormente dicho tendría sentido sin el tratamiento áspero y rocoso que tiene todo el disco, lo cual amalgama un conjunto de una solidez admirable. Y más tratándose de un producto que posiblemente levante más de una ampolla en términos de género. Sin embargo, me reitero en que el disco contiene mucho más Black del que aparenta a primera escucha.
Se trata, al final, de un trabajo al que es fácil buscarle pros. Si eres seguidor de la nueva ola de Black mas experimental y que se empeña en empujar las fronteras esto te va a flipar. Si en cambio te interesan trabajos mas continuistas y clásicos, es cuestión de darle un par de escuchas más. Estoy seguro de que encontrarás en él mucho de lo bueno de lo que en realidad buscabas, porque, pese a que parezca que en este trabajo se ha introducido el uso del color, al final si uno cierra los ojos sigue visualizando los bosques noruegos en granulado blanco y negro.

Titus Bellés