MARDUK_02_E

MARDUK + VALKYRJA + ATTIC + SURVIVAL IS SUICIDE

01/05/19 Sala Bóveda, Barcelona.

Promotor: Madness Live! 

————————————————————————————–

Hacía cuatro años que los suecos Marduk no visitaban la península, por entonces acompañados de los austriacos Belphegor, casi los mismos que separan su anterior “Frontschwein” de “Viktoria” editado a mitad del año pasado.

Y habían ganas de nuevo en Barcelona, joder si habían ganas. Bóveda se convirtió en una incómoda olla a presión, para disfrutar de una de las giras extremas más exquisitas de la temporada. Acompañando a los suecos tendríamos a los hermanos de Gavà, Epojè y Zaratozom bajo el nombre de Survival is Suicide, y que bien merecidamente están recorriendo Europa dentro de esta gira llamada “Viktoria Europa Part 3″. A este combo catalán ya le habíamos visto con anterioridad en el pasado Kanya Fest celebrado en su propia localidad dejando de manifiesto su buen hacer sobre las tablas. Lo de Survival is Suicide es Death Metal Old School de libro con unas lineas desquiciantes de teclado que, sumado al enfermizo sonido del bajo de Zaratozom además de sus guturales y la técnica de Epojè a los parches, hacen de la propuesta de esta pareja de músicos una de las más vanguardistas del panorama actual. No llegó a la media hora lo que estuvieron encima del escenario ante unas, por entonces, treinta personas. Flanqueados por dos lonas en las cuales estaban impresos los dos dóbermans de la portada de “Retrovolution”, Survival nos volaron la cabeza y los tímpanos con trallazos como “Perception as Default” de su primer “…Just Like Spiders Eat Flies”, “The Wonderful Scars” o “Retrovolution” que da nombre a su segundo y último trabajo. Muy agradecidos a su público como siempre, se despidieron satisfechos ya pensando en el día después dónde les esperaría la ciudad de Madrid.

Telo_01_E

Muchos dudaron de si la elección de incorporar a los alemanes Attic en esta gira era la correcta viendo los géneros musicales que ella confluían. Pues nada más lejos de la realidad. Los hijos bastardos de King Diamond se cascaron un conciertazo de heavy metal con tintes black-metal que dejó atónita a la ya por entonces apretada sala Bóveda. La banda, que ya visitaría Razzmatazz 3  en Agosto del año pasado, esta vez no contaría, imagino que por problemas logísticos, con su propio montaje de verjas, etc, pero eso no eximió que nos llegara el humo del incienso hasta lo más profundo de nuestros pulmones.

Telo_02_E

Los alemanes, cuya última obra llamada “Sanctimonius” se editó en Agosto de 2017 nos hicieron disfrutar de un concierto de auténtico heavy metal alternando con tímidos tintes. Arrancaron con “Sanctimonous” como un torbellino, tema que le sirvió a Meister Cagliostro para calentar sus cuerdas vocales y afinarlas para deleitarnos con ese falsete homenajeando constantemente al maestro King Diamond. Se les veía contentos por volver a Barcelona, como así lo puso de manifiesto el propio Cagliostro, aunque el público no fuese todo lo receptivo que a él le hubiese gustado.

En “Satan´s Bride” de su anterior “The Invocation” se desbocaron y cómo mandan los cánones, no faltaron las poses y las subidas coordinadas de Chris, Rob y Katte sobre las plataformas dispuestas para ello. A medida que iba avanzando el show, el público fue destensándose y metiéndose más en el show de unos, a priori imitadores del legado de King Diamond, pero demostrando que en directo tienen una tablas más que dignas.

teloneros2_03_E

Momentazo fue escuchar y ver en directo como se las gastaron con “The Hound of Heaven” con esa enigmática intro eclesiástica para atacar violentamente con unos riffs heavy metaleros que hicieron mover la cabeza al más estático. Sin duda uno de los momentos más destacables de su corto show.

En “Dark Hossana” Cagliostro demostró también que no sólo domina el falsete como nadie, si no que también se desenvuelve como nadie en otros tantos registros.

Con “There is No God” y “The Headless Horseman” finalizaron un set que duró aproximadamente unos cuarenta minutos, convenciendo a un servidor y estoy seguro que a bastantes más.

teloneros2_04_E

teloneros2_01_E

Tras Attic, puñetazo en la cara por parte de los suecos Valkyrja quienes salieron a matar. Bajo un manto de luces azules los de Estocolmo estaban dispuestos a partirnos el cuello, y así fue.

Con un sonido atronador y mientras la sala Bóveda era cada vez más impracticable, algo que dejó de manifiesto que este cartelazo dejó pequeña la mediana sala de la calle Roc Boronat.

Con “Throne Ablaze” editado en 2018 como carta de presentación, los cuatro músicos, todos con un currículum bestial a sus espaldas, muchos de ellos habiendo tocado en directo con bandas de renombre como Grave, Entombed o Diabolical, nos machacaron las vértebras con trallazos como “Crowned Serpent”, “Opposer of  Light” o la propia “Throne Ablaze” dejando a sus sucesores el ambiente más que caldeado.

VALKYRJA_01_E

VALKYRJA_04_E

Treinta años en el frente. Se dice pronto. Marduk han sobrevivido a multitud de batallas, mediáticas, polémicas, modas…y siempre han salido victoriosos, como reza el título de su última obra.

Los galones que poseen no son ningún regalo, como demostraron en una sala Bóveda a reventar, y así lo demostraron. Sin medias tintas, sin tonterías.

Abrieron con “Panzer División Marduk” toda una declaración de intenciones que, veinte años después de ser grabada sigue siendo la carta de presentación de esta institución del black metal a nivel mundial. Tras esto, todo fue hacia arriba. La violencia con la que Marduk asaltaron el escenario embriagó al personal, convirtiendo Bóveda en una auténtica olla a presión, en ocasiones peligrosa, por culpa de algunos energúmenos que no saben comportarse como personas adultas.

MARDUK_03_E

Bombardeos previos disparados desde la PA, “Baptism by Fire” sonó incendiaria con un Mortuus a la voz, enrabietado como un demonio, retorciéndose mientras los obuses sobrevolaban nuestras cabezas.

Sirenas de guerra nos pusieron en pre-aviso de lo que nos iba a venir encima. La bélica “Werwolf” sonó punkarra y sucia comparada con “Of Hell´s Fire” puro raw black metal facturado hace ya más de veinte años y que sonó como un cuchilla fría atravesando nuestra espalda. A pesar de los continuos parones entre tema y tema, la banda supo mantener el ritmo del mismo, algo que no todas las bandas son capaces de hacer.

Los suecos, tiraron de su amplia discografía para confeccionar un set list letal, acribillándonos con cañonazos como “Throne of Rats”, “Burn my Coffin”, “Equestrian Bloodlust” del su último Viktoria o “The Blond Beast” el tema menos black metal de su historia pero aún y así se está convirtiendo en un fijo de los shows.

MARDUK_01_E

MARDUK_04_E

Tras un tímido solo de batería, “The Black…” puso el broche de oro a una noche infernal en una una sala Bóveda que se quedó pequeña para tan magna batalla. Lejos queda aquella Apolo a medio aforo cuando vinieron acompañados de los austriacos Belphegor, algo que pone de manifiesto que los suecos de alguna manera han recuperado a quienes hace cuatro les dieron la espalda presentando “Frontschwein”.

Texto: Jero García
Fotos: Irene Serrano