Black-Label-Society

Black Label Society + Monolord
14/3/2018, Sala Razmatazz (Barcelona)
Promotor: Route Resurrection

Nueva visita del señor Wylde y sus compinches a tierras catalanas, donde nos presentaban su último trabajo, ‘Grimmest Hits’, que fue lanzado en enero de este año.
Para la apertura del show, Zakk escogió a los suecos Monolord, que los han acompañando durante su gira.
Para describir el sonido del trío sueco, digamos que viene a ser un Stoner/Doom metal con tintes BlackSabbatianos pero a su vez más oscuro. Sonido potente, con riffs contundentes, una voz que te lleva a la más absoluta oscuridad y un ritmo de batería que hace que, sin saber por qué, te muevas a su ritmo. Mika, Esben y Thomas nos obsequiaron con las canciones de su nueva obra, ‘Rust’.
“Where Death Meets the Sea”, “Dear Lucifer”, “Rust” o “Wormland” hicieron que los presentes en la fría tarde catalana entrásemos en calor para ver lo que después de su actuación se nos venía encima.
Gran concierto de presentación para los que no conocían a la banda pues dejaron buen sabor de boca entre los presentes.

Acto seguido aparece la gran lona con el logo de Black Label Society y su calavera ¿Listos para ver al “Jefe”?
Cae la lona, empiezan a tocar “Genocide Junkies” y se desata la locura. Los cuatro miembros de BLS se empiezan a ganar a los presentes nada más empezar el show. Siguen con “Funeral Bell”, con ese riff pesado y la vez pegadizo. DeServio empieza a interactuar con los presentes en las primeras filas con gestos de complicidad; Lorina, en su lado izquierdo marcando el ritmo de la fiesta; Fabb dominando la grande de Razzmatazz desde su atril; y Wylde capitaneando el escuadrón, volándonos la cabeza con sus apoteósicos solos ¿Se puede pedir algo más? Por supuesto!

“Suffering Overdue”, la gran “Bleed for Me”, un par de tragos de agua para refrescar la garganta y turno para “Heart of Darkness”.
JD empieza a jugar con las notas con su bajo marcándonos la próxima canción… “Suicide Messiah”. Todos los presentes coreando el estribillo, impresionante.
Si nunca has tenido la oportunidad de ver a estos sujetos en directo, no te lo pienses más, es toda una experiencia.
Siguen cayendo temazos como “Trampled Down Below”, donde Lorina se marca algunos ritmos de la canción tocando su guitarra con un arco de violín. Espectacular la faena de estos chicos encima del escenario.
Tiempo para bajar las pulsaciones con “All That Once Shined”, canción a medio tiempo, donde Zakk se saca un solo de aquellos que te llegan a lo más profundo de tu ser.

Tras “Room of Nightmare” y “Bridge to Cross” llega el turno para la canción / homenaje al gran Dimebag Darrell, “In This River”. Zakk se coloca al teclado y cuando suenan las primeras notas cae la gran fotografía del desaparecido guitarra y gran amigo de Wylde. Piel de gallina cada vez que la he escuchado en directo, y han sido varias.
Acto seguido llegan “The Blessed Hellride” y “A love Unreal” y tras ellos algo de tiempo para un pequeño descanso y rematar con los bises.
Para finalizar tan grandioso show los chicos de Los Angeles nos regalan tres temazos como la copa de un pino, “Fire It Up”, “Concrete Jungle” y “Stillborn”.

Broche de oro para finalizar la noche en la capital catalana, donde Wylde y sus chicos nos vuelven a demostrar que siguen estando en plena forma por más que pasen los años. Que aunque sea la presentación de su nuevo trabajo, también hay hueco para su largo y extenso repertorio. Y que nos quedan todavía muchos solos en los fantásticos dedos del gran Zakk Wylde.

Texto: Ruben Barroso