Oceans of Slumber 2

SWALLOW THE SUN + OCEANS OF SLUMBER + AEONIAN SORROW
28.04.2019, Sala Bóveda, Barcelona
Promotor: Madness Live

Apenas sin descanso de su gira por Estados Unidos junto a sus compatriotas fineses Wolfheart, Swallow the Sun aparcaban de nuevo su autobús de gira en Barcelona cuatro años después de visitarnos con “Songs from the North” y precisamente con Wolfheart también de teloneros.

La banda de Juha Raivio venía a presentar el flamante “When a Shadow is Forced Into the Light” el cual viene a ser el terrible duelo que está sufriendo su líder y compositor a raíz de la muerte repentina de su prometida Aleah Starbridge (Trees of Eternity), en forma de tributo.

En esta primera fecha, e imperdible para los seguidores del Doom Metal Melódico, los de Jÿvaskÿla vinieron flanqueados por los greco-finlandeses Aeonian Sorrow y los texanos Oceans of Slumber a quienes ya vimos por nuestros escenarios teloneando a Enslaved hace casi tres años y presentando su flamante segundo disco “Winter”.

Aeonian Sorrow 4

Cuando Aeonian Sorrow hicieron sonar los primeros compases de “Forever Misery” aún estábamos por entrar, habiendo delante de la banda liderada por Gogo Melone y Ville Rutanen apenas 30 personas. La banda, de reciente creación y con sólo un álbum en el mercado de nombre “Into the Eternity a Moment We Are” desgranó cinco de los temas que lo componen casi en el mismo orden de publicación. Lo suyo es Doom Death de libro dándose la mano sin tapujos con los primeros Draconian, dónde la dulce y potente voz de Gogo Melone y los guturales de Ville Rutanen nos hicieron sucumbir en la mayor de las miserias. “Shadow Mourn” sonó densa, aplastante, demoledora, con un conjunto vocal estremecedor y aderezado con los densos riffs de los impasibles Jukka Jauhiainen quien pudo comprobar a golpe de botella el buen vino que se bebe en estas tierras y del intimidante Taneli Jämsä. A la batería tendríamos a toda una institución dentro del Doom Metal como es el rumano Daniel Neagoe, vocalista en Clouds, Obseqvies, Eye of Solitude, e, incomprensiblemente no contarían con Pyry Hanski al bajo.

El resto del repertorio escogido para la actual gira europea lo formaron “Under the Light”, la preciosa “Memory of Love” e “Insendia” con la cual rubricaron una actuación que hizo las delicias de un público por entonces escaso, aunque satisfecho. Posteriormente tanto Gogo como Daniel se acercaron a su puesto de merchandising a saludar a todo el que se acercara, demostrando ser unos músicos atentos y cercanos con sus seguidores.

Aeonian Sorrow 1

Aeonian Sorrow 2

Cuando Oceans of Slumber aparecieron en el alto escenario de la sala Bóveda, la sala ya presentaba un mejor aspecto, aunque a ellos les tocó la china con el sonido.

Los de Texas presentaban su último disco de estudio “The Banished Earth” editado a través del sello Century Media sin apenas difusión mediática, en Marzo del año pasado, aunque abrieron con “Sunlight” de su aclamado anterior álbum “Winter” con el cual acompañaron a Ne Obliviscaris y Enslaved en su último periplo europeo. La cálida y portentosa voz de Cammie Gilbert nos acompañó en los cuarenta escasos minutos que estuvieron deleitándonos con su original propuesta, mitad metal progresivo, mitad metal de corte más denso y envolvente. El sonido, como digo, no fue lo mejor de la noche. Las guitarras de los recién incorporados a la banda, Jessie Santos y Alexander Lucian no se apreciaron todo lo limpias que hubiéramos querido y debido a ello el show quedó un tanto empañado. Aún y así es difícil no apartar la vista de la elegante y sensual Cammie quien con su voz nos puso la piel de gallina en la impresionante “The Banished Heart” tema que da nombre al último trabajo de los de Houston y que tiene todos los números para convertirse en uno de los buques insignia de la banda. Con “At Dawn” y la espectacular “No Colour, No Light”, Cammie y los suyos se despidieron esta vez con una gran ovación, y es que se notaba en el ambiente que había mucho público entusiasmado que se acababa de estrenar con ellos en directo.

Oceans of Slumber 3

Oceans of Slumber 1

Por si aún hay algún despistado, es de recibo recordar que el último álbum de Swallow the Sun, “When a Shadow is Forced Into the Light”editado el pasado Enero, son todos los sentimientos volcados y luchas internas por las que ha tenido que enfrentarse Juha Raivio (guitarra y principal compositor) después de la injusta y prematura muerte de su prometida Aleah Starbridge (Trees of Eternity, 1976-2016), algo que a día de hoy obviamente no ha superado.

A raíz de la muerte de Aleah, surgió la banda Hallatar, un tributo a su persona con Juha como guitarra y bajista, Tomi Joutsen de Amorphis a la voz, y Gas Lipstick de HIM a la batería, aunque esto es otra historia…

Bajo un espeso manto de humo, teñido de un potente color azul y sin ningún foco que les iluminara sus encapuchados rostros, y mientras sonaban los primeros compases de “Lumina Aurea”, single de trece minutos editado como adelanto al nuevo trabajo, aparecieron sigilosos uno a uno los seis miembros para atacar directamente con “When the Shadow is Forced Into the Light” tema que da título y abre el nuevo trabajo, un trabajo en el que tanto en estudio como el directo, se puede palpar todo por lo que la banda ha pasado estos último años con su amigo y compañero.

Al frente Mikko Kotamäki a la voz se mostró impasible, frío, estático algo que ya es seña de identidad propia y de la banda, demostrando una vez más que sus registros vocales tanto limpios como rasgados eran capaces de volver a resquebrajarnos por dentro. Todas las miradas se dirigieron obviamente a la derecha, dónde Juha Raivio siempre se posiciona, quien se mostró con una energía y una rabia contenida cómo pocas veces le hemos visto, y es que no debe ser plato de buen gusto recordar cada noche las palabras que le has dedicado al amor de tu vida, un amor al que nunca volverás a ver.

Swallow the sun 1

Seguidamente y casi sin darnos cuenta, atacaron con “Lost and Catatonic” única pieza elegida de “Songs from the North”, con eso si, la voz de Kotamäki, algo baja, algo que sería la tónica general.

De manifiesto quedó que su último álbum ha calado hondo entre sus seguidores, ya que al sonar “Firelights” despertó respuestas positivas. Sin duda uno de los momentos más tristes de la noche (“Upon the water, I’m bleeding, I’ m bleeding…”)

El repertorio de la actual gira me parece exquisito y la elección perfecta, así que no podía faltar “Cathedral Walls” tema que resume a la perfección la propuesta de los fineses, aunando todas su posibilidades musicales en un sólo tema, yéndose de los terrenos musicales más frágiles a los más aplastantes y crudos. Esa es la grandeza de Swallow the Sun, como bien demostraron en su anterior triple disco “Songs from the North”, dónde en cada uno de ellos demostraron de lo que son capaces de ayer, al igual que hicieron en directo. Lo demuestran en estudio y te lo transmiten en directo, te aniquilan.

Otro de los temas más ovacionados al ser presentado fue “New Moon”, disco que presentaron en la pequeña sala Be Cool de Barcelona en su primera visita junto a Mar de Grises y Sólstafir por el año 2010.

Swallow the sun 3

Swallow the sun 2

“Upon the Water” fue el primer adelanto que presentaron al mundo antes de editar el disco, tema que resume perfectamente el aura de tristeza y melancolía que envuelve a “When a Shadow is Forced into the Light” con un Mikko espléndido, aunque apoyado por las segundas voces de Jaani Peuhu un tanto altas y forzadas, ya que se encontraba enfermo e hizo un esfuerzo titánico durante todo el viaje nocturno de Lyon a Barcelona para poder hacer un papel digno.

Si con “Upon the Water” no tuvimos bastante sufrimiento, “Stone Wings” se encargó directamente de aniquilarnos emocionalmente.

Para cerrar el primer bloque, qué mejor que un tema puramente Swallow the Sun como es “These Woods Breathe Evil” dobles bombos y melodías que se insertan en el córtex cerebral a la vez que nos dejamos literalmente el cuello a cada golpe de caja.

Impresionante pieza que dio paso a unos bises que olían a fin y que no podían ser otros que esa joya llamada “Emerald Forest and the Black Bird” y la inconfundible “Swallow (Horror Pt 1)”.

Una suerte poder haber visto de nuevo en directo a Swallow the Sun, toda una institución dentro del género y que ya han escrito con letras de otro su nombre en él. Si volveremos a verles o no, ya depende de Juha…

Descansa en paz, Aleah.

Texto: Jero García
Fotos: Marc Gutiérrez